Tiene ke parecer so taken from...

29 de mayo de 2009

Retiro espiritual

Haberte venido
http://www.youtube.com/watch?v=h7N-gWeXE0E&feature=channel_page



Lloramos porque en realidad Dios no existe
y así nunca descubriremos lo que sólo él sabe de nosotros,
por ejemplo, cuál es nuestra verdadera voz, la que oyes tú o la que te decimos que tienes cuando te grabamos y boicoteas la escucha como imponiéndote a la realidad de lo que está pasando
porque te da vergüenza

hay realidades de todos, y hay realidad de uno mismo
mundo real - orión, así lo marco yo
por ejemplo, en el bule, qué calle es esta, tú dices que Goya y yo no estoy segura pero es en la que tienen la tienda Nadia, y ahí hace poco paseé y tal
qué es más cierto?

Lloro dioses por cuando les he necesitado y me pasaban por burocracia a la luna y la luna me decía paciencia
y entonces yo miraba fuerte al sol y no cabía en mi cabeza tanta vino de ocasión, tanta fiesta que acaba en locura
(y locura que no acaba
pero de hacerlo, sería la segunda parte de estos textos)
cómo quieres que tengamos paciencia
somos jóvenes, estamos locos, y encima nos queréis convencer de algo

es mucho más interesante un cacahuete que el origen de los tiempos,
me refiero al cariño
ahora que todo lo que pensabas que era o blanco o negro, resultó ser sangre porque sabes que hastadónde sólo está esperando el rugido: hastaelfinal!

o si no, a qué coño estamos



Ponerse el disco de Cat Stevens
significa que ya te conoces
y sabes que a este brote psicótico vamos a atacarlo por la retaguardia
donde más duele, los nervios
Ive been here before

Ive been here before
y sí, la madurez es una pera en el suelo
porque es momento de ser valiente
y de ahora a siempre
decirle a tu amor que es tu amor,
tu copito de nieve

qué sería de las clases sin moscas
de las prisas sin almas gemelas
de la crueldad sin la ginebra

qué sería de aprender tras el ataque
sin ventanas
haciéndote el gesto de ven, y tírate

que sería del sufrimiento sin mí,
he intentado por todos los miedos que no saliera en el poema esto que acabo de decir pero no hay manera, el poema manda, ya sabes
el riesgo es intuir

porque el problema no es que me vaya a morir
el problema es que me voy a matar

no mientas nunca a los médicos
no mientas nunca
ni te digas a ti mismo toda toda la verdad,
porque para llegar lejos
es más efectivo mirar hacia todas direcciones y probablemente quedarse quieto, no ahí rollito unidireccional, one two three lets go
porque alrededor

fíjate

hay cosas mucho más importantes

3 Comments:

Anonymous penny lane said...

«Las pasiones humanas son un misterio: quienes se dejan arrastrar por ellas no pueden explicárselas y quienes no las han vivido no pueden comprenderlas. Hay seres humanos que se juegan la vida por subir a una montaña. Nadie, ni siquiera ellos, pueden explicar realmente por qué…»
(Michael Ende. La historia interminable)

5/30/2009 6:07 p. m.

 
Anonymous tor said...

pues yo te dejo otro fragmento de miller que me recuerda a ti

Una buena comida, una buena charla, un buen polvo, ¿hay acaso mejor forma de pasar el día? No había gusanos que devorasen su conciencia, no había preocupaciones que no pudiese quitarse de encima. Flotaba con la marea, y nada más. No engendraría ningún niño, no contribuiría en nada al bienestar de la comunidad, no dejaría ninguna marca al pasar por este mundo. Pero, dondequiera que fuese, haría la vida más fácil, más atractiva, más fragante. Y eso no es poca cosa.


El suyo era el típico encanto frío y seductor de la mujer nórdica, donde el remilgo y la lascivia luchan por la supremacía. Yo sabía que ella quería que le hablase de amor. Di lo que quieras, y has lo que quieras, pero utiliza el lenguaje amoroso, las palabras fascinantes, románticas, sentimentales, que ocultan la fea y desnuda realidad del asalto sexual.


–Tú sabes, Val, que las cosas nunca van a ser fáciles para ti. Si no soy yo quien te hace desdichado, será algún otro. Te buscas dificultades. No te ofendas; quizá necesitas sufrir. El sufrimiento no te matará, eso puedo asegurártelo. Suceda lo que suceda saldrás siempre del paso. Eres como un corcho: se te empuja al fondo y vuelves a subir. A veces me asustan las profundidades a que puedes hundirte. Yo no soy así. Mi fuerza ascensional es física, la tuya es... Iba a decir espiritual, pero no es eso exactamente. Es animalista. Posees una fuerte contextura espiritual, pero en ti hay también más del animal que en la mayoría de los hombres. Tú necesitas vivir, vivir a toda costa... ya sea como hombre, como animal, como insecto o como germen.


Liberarse del cautiverio del amor, quemarse como una vela, derretirse en amor, fundirse con el amor, ¡qué felicidad! ¿Es eso posible para criaturas como nosotros, que somos débiles, orgullosos, vanos, posesivos, envidiosos, celosos, inflexibles, implacables? Es evidente que no. Para nosotros es la carrera de ratas... en el vacío de la mente. Para nosotros la condena, la condena interminable. Creyendo que necesitamos amar, dejamos de amar, dejamos de ser amados.
Pero inclusive nosotros, por muy despreciablemente débiles que seamos, experimentamos ocasionalmente algo de este amor verdadero y desinteresado. ¿Quién de nosotros no se ha dicho a sí mismo en su ciega adoración de alguien que está fuera de su alcance: "No importa que nunca sea mía. Lo único que importa es que exista y que pueda honrarla y adorarla eternamente"? Y aunque ese modo exaltado de ver las cosas sea insostenible, el enamorado que razona así pisa terreno firme. Ha conocido un momento de amor puro. Ningún otro amor, por sereno y duradero que sea, puede compararse con él.

6/02/2009 2:16 p. m.

 
Anonymous tor said...

y esto

“… Lo que pasa es que en la actualidad el arte es un lujo. Yo podría salir adelante sin leer nunca un libro ni mirar un cuadro. Tenemos muchas otras cosas: no necesitamos libros y cuadros. La música, sí… la música siempre la necesitaremos. No necesariamente buena música…, pero música. En cualquier caso, ya nadie escribe buena música… Tal como yo lo veo, el mundo se está echando a perder. No se necesita demasiada inteligencia para salir adelante, tal como están las cosas. De hecho, cuanto menos inteligente eres, mejor posición tienes. Todo está organizado de tal modo, que te sirven las cosas en bandeja. Lo único que necesitas es saber hacer una sola cosita medianamente bien; te afilias a un sindicato, haces el menor trabajo posible, y, cuando te jubilas, te pasan una pensión. Si tuvieras alguna inclinación estética, no podrías pasar por la estúpida rutina año tras año. El arte te vuelve inquieto, insatisfecho. Nuestro sistema industrial no puede permitir que eso ocurra: así, que te ofrecen pequeños sucedáneos tranquilizantes para hacerte olvidar que eres un ser humano. Pronto no habrá arte en absoluto, te lo aseguro. Habrá que pagar a la gente para que vaya a un museo o para que escuche un concierto. No digo que vaya a seguir así para siempre. No, justo cuando lo tengan todo afianzado, cuando todo vaya como la seda, cuando ya nadie proteste, cuando nadie esté inquieto ni insatisfecho, se vendrá abajo. El hombre no está destinado a ser una máquina. Lo curioso de todos esos sistemas utópicos de gobierno es que siempre están prometiendo liberar al hombre…, pero primero le hacen funcionar como un reloj con cuerda para ocho días. Piden al indivíduo que se convierta en un esclavo para establecer la libertad para la humanidad. Es una lógica extraña. No digo que el sistema actual sea mejor. En realidad, sería difícil imaginar algo peor que lo que tenemos ahora. Pero sé que no va a mejorarse abandonando los pocos derechos que ahora tenemos. No creo que necesitemos más derechos: lo que creo que necesitamos es ideas más amplias. Joder, cuando veo lo que los abogados y los jueces intentan preservar, me dan ganas de vomitar. La ley no tiene la menor relación con las necesidades humanas; es una estafa perpetrada por un sindicato de parásitos. Coge simplemente un libro de derecho y lee un pasaje cualquiera en voz alta. Si estás en tu sano juicio, parece demencial. Y es demencial, por Dios, ¡si lo sabré yo! Pero, joder, si empiezo a impugnar la ley, tengo que impugnar también otras cosas. Me volvería chiflado, si mirara las cosas con ojos lúcidos. No puedes hacerlo… si no quieres perder el paso. Tienes que mirar de reojo, mientras avanzas; tienes que fingir que tiene sentido; tienes que hacer suponer a la gente que sabes lo que estás haciendo. Pero ¡nadie sabe lo que está haciendo! No nos levantamos por la mañana y pensamos lo que nos traemos entre manos. ¡No, padre! Nos levantamos en medio de una niebla y nos movemos torpemente por un túnel oscuro y con resaca. Aceptamos el juego. Sabemos que es un fraude asqueroso y repugnante, pero no podemos evitarlo: no hay alternativa. Nacemos en una organización determinada, estamos condicionados por ella: podemos hacer algunas chapuzas por aquí y por allá, como en un barco que hace agua, pero no hay forma de rehacerla, no hay tiempo, tienes que llegar a puerto, o te imaginas que tienes que llegar. Naturalmente, nunca llegaremos. El barco se hundirá antes, créeme…”

6/02/2009 2:18 p. m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home