Tiene ke parecer so taken from...

5 de octubre de 2010

Casa San Mateo



Vamos a ver, la cosa es sencilla, aquí vivimos 9 pero no os preocupéis que la casa es muy grande y hay como horario de mañana y de tarde, por lo de los baños digo, nos apañamos divinamente.

Como todos los cepillos de dientes son iguales (qué pasa con eso de que todos sean azules?) , dejo el mío en mi balda en lugar de en los vasos para no liarme.

Cuando yo llegué vivían aquí Bianca (una de esas alemanas que no tienen pinta de alemanas, dándole caña a su erasmus, supermaja y que nos hacía postres), Gaelle (una francesa a la que Chris llamaba Gaelfa y yo decía que a las chicas no hay que ponerlas motes), Rachel (una pequeña irlandesa a la que mola mucho oír hablar y que sigue en Madrid creo que por Tirso, subió un rato el otro día), Gusnavi (que tenía el proyector en su cuarto y hace audiovisuales como yo y tiene mucha energía y el otro día entre él y Patrick -otro excompi colgadísimo, pero de antes que yo llegase- casi parten por la mitad el salón, jodiendo los girasoles chinos y tirando las macetas por los aires, que también sigue pasándose por aquí de vez en cuando y el timbre tiembla porque como pasa esto, como podría pasar cualquier otra cosa) y Juan (un mexicanito estupendo modernito fashion que por lo visto está a las puertas de casarse, que hace fotos imposibles doméstico-futuristas). Cuando vuelven por aquí nos alegramos tanto, que tenemos sin darle más vueltas tenemos que celebrarlo a lo saca whisky chely para el personal...

Y de los que ya estaban y siguen, con todos ustedes, tenemos a Salah y a Christian, de Alemania y Venezuela-Canadá, controlador rating de edad para videojuegos silencioso y escandaloso DJ respectivamente.


Durante el verano estuvieron aquí un brasileño tío bueno que nunca llevaba camiseta y nosotras encantadas, en la puerta de Bob Marley, y un alemán con el pelo para atrás y ojillos concentrados (Enrique y Fabián, muy tranquilos ellos). Y vino en julio mi gran amiga Inés, la camarera del bar que me ve crecer, y en agosto una mexicana grillada con sus dos cuates a los laos y empezó la guerra de deejays. Pasábamos las tardes de brainstorming entre indie rock y electrónica, Mariana, Vale, Emanuel y yo mirándonos a la cara, contándonos cuentos.


Después en septiembre vinieron Lalo (un navarro-mallorquí que no nos quería decir su curro pero ya ha salido a la luz y es madero -con razón le dábamos miedo-, que es adicto al gimnasio y tiene dinero y que es lo contrario a mí pero somos capaces de echarnos unas risas viendo pelis flojas precisamente por ello, y que soy a la que más vacila, todos están de acuerdo), Roberta (una de esas alemanas que no tienen nombre de alemanas, dándole caña a su erasmus, que tiene un piercing en el labio y me dice que hablo demasiado rápido, entonces yo le hablo en inglés y me dice que ¡no!, ¡que tiene que practicar su español!, entonces yo sigo y la veo con cara de qué coño está pasando, entonces sigo en inglés y ella me rellena la copa y bueno, es muy guapa y siempre está sonriendo, abre así las cejas para enterarse parcialmente de algo, se emborracha y habla bajito y despacio, mola mucho) y ya sólo nos falta Théo. Franchute que sabe que los franchutes son la peste. Nos lo encontramos en el aniversario Zombie de la sala Heineken y eso nos dio buen rollo. También le va el ambient y esos sonidos supersónicos, así que prácticamente me quedo sola en esto del rock de antaño, el rock de ahora, los flamenquitos, los temones de ayer y de siempre, las mariconadas varias y el underground más sucio.


Así está el panorama a día de hoy, internet va debuti, algunos viven el día entero y otros más bien la noche y siempre estamos a punto de dar la Fiesta Total porque somos todos cool y artistas, hay grandes ideas, es una fábrica.

Antes pensabas que algún día descansarías y ahora, en lugar de pensarlo, sin más descansas. Así se manda las tonterías a la verga de golpe y porrazo, llevar la vida que quieres presente, vivir en la casa de tus sueños, hay una tienda de magia abajo.


El baño grande pasa perfectamente por neoyorkino y el pequeño como de una okupa, es perfecto.

La cocina se parece cantidad al recuerdo irreal que tengo de una en Inglaterra y el salón somos nosotros, todos nosotros de porros por la mañana a las 5 de la tarde hablando de lo que hacemos y lo que hemos visto.

Nos gritan desde el balcón y pa arriba, como en las canciones en las que salen nombres de personas y calles, historias reales, pues esto es lo mismo.

A veces es mejor dejar de lado la imaginación y dejarse llevar por los hechos, al fin y al cabo esa es la poesía, la verdadera. Lo que tienes delante. Lo que te toca en cada momento. Saber apreciarlo.

Me encantan las cartas, o sus bebés, las postales. Me está pasando esto, esta mañana hicimos aquello, qué ganas de verte.


A mitad de camino entre la plaza de Chueca y el 2de, amanece por la izquierda de los balcones, siempre podría ser mayo.

Paredes -verdes a la altura de la frente y pa arriba sigue blanco- por las que ir correteando, 2 trasteros a reventar de trastos, el cartel de Reservoir Dogs del hall, el espejo de cuerpo entero a cachos, los sofases, la wii, la MTV, la Kiss, que cada cuarto tiene su feeling porque cada uno ha tenido que aliñar con su personalidad tanto Ikea, el tacto a madera vieja de las puertas, los techos altos y su consecuente porrón de pasillo necesario.


Tiene una luz de la que todo el que entra habla, un aura. Manejar la casa en lugar de que ella te maneje a ti, ¡por una vez!, tenemos su sensación mitificada.

Montones de peña entrando y saliendo constantemente, llamando al telefonillo, siempre habrá alguien, ¡bienvenidos!, y luego ducharse es fundamental para apalear las resacas. Sé que en el momento crees que si entras ahí vas a resbalarte y abrirte la cabeza de un ostión en el cogote, pero inténtalo y ya verás lo rico que está mojarse la cabeza y hacerlo todo más rápido de lo que creías.


Según dijeron unos que no sabían dónde se metían "el mejor garito Malasaña".


Playing with fire (The Rolling Stones)

http://www.youtube.com/watch?v=u5vn6OqnD_Q

5 Comments:

Blogger El Tux said...

se escucha bueno el hogar.

y el colombiano que te visito en--- no me acuerdo cuando??? donde quedo??


un beso silvi, desde la ciudad de mexico, df, tlalpan, tlatelolco, coyoacan, etc...

10/05/2010 4:59 p. m.

 
Blogger silvi orión said...

jeje, ya sabes, pasamos unos días geniales muy muy geniales en julio creo, me regaló la llave de marrakesh y yo a él una cinta con un mensaje de amistad sincera universal, hablamos muchísimo, nos llegamos a conocer y ahora le quiero y nos escribimos las noticias y los temones y pelis que ¡hay que compartir!
a ver cuando idem contigo chapter nen, superinvitada la people_

10/05/2010 5:22 p. m.

 
Blogger silvi orión said...

ah vamos, que volvió a montreal a su granjita y antes que acabe el año/haga demasiado frío voy a verle!

10/05/2010 5:23 p. m.

 
Blogger Laura Pérez Gilabert said...

Me emocionas de tal manera...que creo que no puedo ni quiero expresarlo por miedo a quedarme corta de palabras. Te sigo. Un beso enorme =)

10/08/2010 4:32 p. m.

 
Blogger El Tux said...

ah mira que chingona la chamaca!!!!

me lo saludas.. y me lo recriminas por desaparecerse completamente del mundo!

besos

10/08/2010 10:12 p. m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home